Superposición del sitio

Plagio (y autoplagio)

Plagio (y autoplagio)

El plagio es el acto de presentar palabras, ideas o imágenes de otra persona como si fueran propias; es decir, quitar o negar el crédito a los autores o creadores del contenido original. El plagio puede ser intencional o no, de cualquier forma viola los estándares éticos en la erudición.

Los escritores que plagian irrespetan los esfuerzos de los autores originales al no reconocer sus contribuciones, reprimen más investigaciones al evitar que los lectores rastreen ideas hasta sus fuentes originales y demuestran una total falta de respeto por aquellos que se esforzaron por llevar a cabo su propia investigación.

El plagio puede darse de muchas maneras, el más evidente es el copiar pasajes de texto de otra fuente sin atribución, pero hay otros casos más difíciles de evaluar. Por lo ejemplo, el uso incorrecto de citas.

Así, escribir mal el nombre de un autor, o un elemento en la lista de referencias, o citar una fuente en el texto que no tiene una entrada, son errores que pueden resultar en deducciones en una tarea académica o en una solicitud de revisión de un manuscrito enviado para publicación.

AUTOPLAGIO

El autoplagio es la presentación del propio trabajo previamente publicado como original; este recurso, evidentemente, tampoco es ético.

Según el CNRS (Centre national de la recherche scientifique) el autoplagio consiste en el que autor recicla “todo o una parte de un contenido ya publicado sin citar las fuentes. Esta práctica puede constituir una violación a la ética si el documento o los pasajes reutilizados ya han sido publicados, en particular porque esta práctica no cumple con la obligación de presentar únicamente obras originales”.

El autoplagio es una forma de engañar a los lectores dado que hace parecer que hay más información disponible sobre un tema de la que realmente existe. También hace percbibir que los hallazgos son más replicables de lo que es el caso o que las conclusiones particulares están más respaldadas de lo que se justifica por la evidencia.

¿Cómo evitarlo?

Al citar textos preexistentes es necesario utilizar las normas de citación válidas. Esto se aplica también si usted es el autor del documento original. Al tratarse de una producción distinta, es importante mostrar lo que es una producción “nueva” y lo que es una producción “antigua”.

Abrir chat
Hable EN VIVO con un Profesor
A %d blogueros les gusta esto: